sábado, 19 de junio de 2010

El terrorismo en el mundo actual.



El objetivo del terrorismo es demencialmente simple: Causar el mayor terror posible para lograr un objetivo. Entendemos el terror como una forma superior de miedo, cuando este se vuelve incontrolable e insuperable.

El terrorismo ha sido una práctica constante a lo largo de la historia de la humanidad, lo encontramos en todos los momentos de la historia y en todos los lugares. Ha sido utilizado tanto por grupos clandestinos, como por instituciones públicas, de esto ultimo nace la frase “terrorismo de Estado”.

Durante casi todo el siglo XX, con el aparecimiento del mundo socialista, dirigido por al ex URSS por una parte y el polo capitalista dirigido por Estados Unidos y Europa, por la otra; vivimos el terrorismo que ambos polos promovían para imponer su supremacía.

Tanto Vietnam como Afganistán, se enfrentaron militarmente a las grandes potencias del mundo bipolar, en guerras con una alta dosis de terrorismo. En América Latina Fue la época de las dictaduras militares que implantaron el “terrorismo de Estado” y de los grupos guerrilleros que también implementaban el terrorismo.


Guerrilleros Afganos

Pero cuando a finales de la década de los ochenta, se desmoronó el bloque socialista y desapareció la Unión Soviética y el sistema capitalista se convirtió en el modelo social casi universal, muchos pensaron que una nueva era se abría para la humanidad. El terrorismo, pronto sería cosa del pasado.

Los siguientes años fueron de gran tranquilidad para los países desarrollados, la globalización de la economía fue un fenómeno casi incuestionable, los hombres de negocios de los países desarrollados llegarían sin problema hasta el último rincón del mundo a llevarnos el progreso de las baratijas. Bastaba un portaviones de EUA para poner el orden en casi cualquier parte del tercer mundo.




De este sueño nos despertamos el 11 de septiembre, a la pesadilla de una nueva forma de terrorismo. Miles de millones vimos en tiempo real, como miles de norteamericanos morían cuando se derrumbaban las torres gemelas, luego cientos de muertos en el metro de Madrid y finalmente mas de cincuenta muertos en el metro de Londres. La pregunta ahora es ¿cuál será la siguiente ciudad del mundo que sufrirá un atentado terrorista?






Después de los condenables sucesos del 11 de septiembre, los EUA respondieron invadiendo Afganistán y luego Irak. En ambos casos, el centro del discurso para justificar dichos actos, fue que después de ellos, tendríamos nuevamente un mundo mas seguro y mas tranquilo. Pero los acontecimientos posteriores, desmienten ese discurso.

En Irak, a pesar de la enorme presencia militar norteamericana y de algunos países Europeos, el terrorismo campea diariamente, arrancando vidas. En Afganistán aunque pareciera bajo control, se conoce esporádicamente de acciones terroristas, se está ante un gobierno débil que no se sabe se sobrevivirá al retirarse las tropas estadounidenses.

Hasta hoy, la receta de combatir el terrorismo con los ejércitos, medidas policiales y de inteligencia, pareciera no dar los resultados esperados. Cada vez estamos frente a un mundo mas inseguro.

Pero como decíamos inicialmente, los terroristas tienen objetivos a conseguir cuando implementan sus acciones. Si logran sus objetivos, ellos lo consideran victoria y los anima a continuar. Por tanto, para comenzar, el terrorismo no solo hay que analizarlo desde la perspectiva de las víctimas que causa, si no desde la lógica que los mueve.

El 11 de septiembre, los terroristas demostraron que EUA no era invulnerable a un ataque en su propio territorio. Lograron generar una sensación de angustia e inseguridad al pueblo norteamericano.

Con el atentado en Madrid, los terroristas cambiaron el resultado electoral en España. La victoria de Aznar se daba por un hecho, y en pocos días, las cosas cambiaron a favor de Zapatero. Luego el nuevo gobierno, retiró las tropas españolas de Irak. Los terroristas lograron importantes objetivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada